Ruppe & Sohn

Albert Ruppe fundo una fábrica en 1857 en la ciudad alemana de Apolda bajo el nombre de A. Ruppe & Sohn. Al principio se dedicó al la producción de maquinaria agrícola que vendió por todo el mundo.
Su hijo, Hugo Ruppe, a la edad de 23 años, construyó una motocicleta en 1903 que la compañía comercializó con el nombre de Apoldania, con la que consiguieron un numero considerable de ventas y éxitos deportivos.
En 1904 inició sus actividades como fabricante de automóviles con la producción de un pequeño coche con motor refrigerado por aire y que comercializó con el nombre de Piccolo. El Piccolo fue fabricado entre 1904 y 1920.
La popularidad de estos vehículos vino dada principalmente porque por un precio relativamente económico se podía adquirir un coche de buena calidad, que podía además participar de forma acertada en las carreras automovilísticas nacionales e internacionales de aquella época.

Hugo Ruppe, a consecuencia de algunas desavenencias con sus hermanos, decidió iniciar su propio proyecto y, tras su marcha de la compañía, la fábrica se puso en contacto con un conocido piloto de carreras, y con el diseñador e ingeniero Carl Slevogt, que se unieron a la empresa para desarrollar nuevos diseños de automóvil.
El primer modelo de esta nueva etapa apareció entre 1909 y 1910. Era un vehículo ligero para dos pasajeros, equipado con un motor delantero monocilíndrico de 624 cc y válvulas laterales, que desarrollaba 5 hp y estaba refrigerado por aire. La tracción era trasera y podía alcanzar los 45 km/h. Esos coches llevaron el nombre de Apollo Piccolo Mobbel y fueron fabricados hasta 1912. En 1912 la sociedad Ruppe & Sohn pasó a denominarse Apollo Werke AG, y la gama se amplió con la producción de grandes coches con motores refrigerados por agua y nuevos diseños de carrocería que se comercializaban con el nombre de Apollo.

Ruppe & Sohn Piccolo 5 PS