OSI

En 1965 Ford-Colonia encargó el diseño y construcción de un coupé 2+2 sobre la base de su nueva serie 20M con motor V6 a la firma turinesa OSI (Officina Stampaggi lndustriali), que la propia marca iba a distribuir a través de su red de concesionarios.
Presentado en el Salón de Ginebra de 1966, este automóvil empezó a fabricarse en enero del siguiente año a razón de seis unidades diarias, equipado con un 6 cilindros en V de 1.988 cc (84 x 60,1 mm) y 90 CV (DIN) que le otorgaba un par máximo de 15,8 mkg a 3.000 rpm y una velocidad máxima de 170 km/h, prestaciones honestas pero insuficientes para la mayoría de clientes que obligaron a OSI a proponer una nueva versión algo más musculosa.

Pocos meses después, en el Salón de Frankfurt, llegaba el coupé con motor de 2.293 cc (90 x 60,1) y 108 CV (DIN) a 5.100 rpm, árbol de levas central, cigüeñal de cuatro apoyos y carburador Solex 35DDIST capaz de entregar 18,5 mkg a 3.000 rpm de par y de lanzarlo a 180 km/h. Seguía montando una caja de cuatro relaciones, suspensión independiente delantera y eje rígido detrás, frenos de disco en el tren anterior y de tambor en el posterior y neumáticos 185 HR 15. Pese a la ostensible mejora en el rendimiento de su vehículo, OSI, aquejada de graves dificultades financieras, no consiguió remontar la crisis y, abandonada a su suerte por Ford, terminó declarándose en bancarrota a finales de 1968 y fue rápidamente absorbida por Ghia después de haber construido 3.500 unidades de este coupé.

Logo OSI

OSI 20 M TS en el Salón de Ginebra de 1966